Día 23 de Julio de 2011A primera hora de la mañana hemos estado en el Village de Rachamanahalli. Otro Village
más, igual y totalmente diferente, con unas 800 personas, la asociación de mujeres era
reducida pero diferente, éstas estaban contentas, sus maridos eran maravillosos
y colaboraban con ellas en todo momento.
Nos explican que si no llueve no les contratan para trabajar la tierra y Ale y yo creemos
haber entendido que en esos casos cuidan los gardens de frutas y las huertas de flores.
Tenían una líder, delgada y fibrosa con una cara muy expresiva y en el Self Help Group
apenas había nada salvo las maquinas viejas de coser. En este barrio no hay proyectos
del CIRW salvo la asociación y alguna reconstrucción de casas. Al Village pertenece una
mujer enfermera en Bangalore que se encarga de facilitarles el servicio médico.
Estaba también el presidente de un Shanga que nos ha explicado geografía, botánica, (hemos comido distintas legumbres, frutos, hojas y semillas…) y con un orgullo indescriptible nos ha enseñado la escuela pública en la que había un maestro de mediana edad, supersereno, con 30 niños/as de 1º a 5º. Al lado, también unos pocos niños/as de preescolar en el Balwadi con su cuidadora. Les hemos visto dar clase, cantar y comer a las 11:00 de la mañana….

En la reunión de mujeres, estaba una niña de unos 10-11 años con expresión inteligente
y escrutadora que me miraba y yo le he preguntado si no tenía clase. La respuesta ha sido
que era la persona más joven de la asociación de mujeres y que tenía permiso (se me
olvida decir que era muy guapa y con un vestido precioso, sentándose al lado de la líder
del grupo.)
Lo curioso ha sido que cuando hemos visitado la escuela y el maestro
les ha pedido que cantasen los niños se han dirigido a ella y han
seguido sus movimientos y su voz.
De la misma manera ha guiado el rezo anterior a la comida y ha dado
la orden de empezar. Os aseguro que no era mayor que los demás...
Las ordenes sencillas y directas al Director