El mercado de Bangalore tiene una actividad frenética, hay una planta entera para las flores, pero todo ello en medio de una suciedad terrible y de un olor
que hecha para atrás. sin embargo, tiene algo de maravilloso...